Consigue tu vuelo y conoce La Habana

Ir a La Habana es sumergirse en un viaje en el tiempo, en medio de su arquitectura art decó, su olor a habano y mojitos y la alegría de su gente. Aquí hay un antes y un después, por lo menos cuando entras a La Habana Vieja te darás cuenta, al pasar por la Plaza de Armas, el Centro Histórico, declarado como Patrimonio de la Humanidad o el Castillo de la Real Fuerza. La Habana tiene su aire de libertad y si estás aquí deberás pasar por la Plaza de la Revolución y el Monumento a José Martí. Para disfrutar la tarde, nada más encantador que un paseo por el Malecón ¡Vívelo!

Publicidad